contenido

Exposiciones Anteriores

Colección Montero Lira
01 de Octubre hasta el 08 de Noviembre 2019

COLECCIÓN MONTERO – LIRA

Retrospectiva Histórica: “Forjadores del Arte Chileno”

Escasas son las ocasiones en las que una Colección de pintura privada se abre al público, en general el coleccionista atesora sus obras y las resguarda celosamente, lo que es necesario, ya que la pintura patrimonial requiere ciertos cuidados especiales y específicos a cada pieza. Pero si lo pensamos, una vez que el cuadro ocupa su espacio en el conjunto y se aleja del público, deja de tener un receptor, por lo que deja de producir emoción y en esta ausencia, pierde su esencia. Es así entonces, que las colecciones de artes por muy cuidadas sólo ayudan a que cada pieza comience una lenta e inevitable desaparición de los radares de los consumidores de arte.

La acción de coleccionar con lleva al acto de juntar cosas, objetos de cualquier naturaleza pueden ser motivo de culto, cada pieza obtenida motiva una mayor acuciosidad en la obtención de la próxima y comienza la búsqueda de algunas especiales, para enriquecer el conjunto. Este continuo agregar piezas hace que la ‘colección’ sea una obra en si misma, en constante constructo y un sin número de posibles variantes.

Este que hacer es lo intrínseco al hecho de acuñar objetos, en general, podríamos decir que esa es la labor del que colecciona, sin embargo, es ahí, luego de la obtención del objeto, donde recién comienza una silenciosa e inimaginable tarea, que es la de la investigación. Cada pintura debe ser tomada como una ‘posible pieza de arte’, cada una debe ser estudiada: quién es su autor, si está firmada o fechada, si la técnica de pintura coincide con el autor aludido, si está en buenas condiciones o necesita de limpieza y restauración, si con lo anterior ha habido un buen resultado, en el sentido de que la pieza que encontramos es original, entonces habrá que buscar un marco que le sirva y resalte su belleza propia, así podemos considerar recién, que tenemos una pieza de arte frente a nosotros, pieza que está lista para ser añadida a la colección y en cualquier momento expuesta.

En nuestros días, la ciencia ha avanzado en muchos sentidos y también en los peritajes sobre el arte. Hoy tenemos la posibilidad de mandar a hacer peritajes a nuestras obras, sin embargo, las cosas no son tan fáciles, hay una limitancia que enfrentan todas las colecciones, grandes y sobre todo las pequeñas, que es el costo. Modernos rayos x nos dan estudios acabados de los sustratos en cada tela, lo que es una forma científica y definitiva de saber si un cuadro es original o no, pero sólo una institución en nuestro país lo realiza… sólo a modo de referencia, nuestro MNBA no tiene sus obras peritadas.

Pensando en la posibilidad de mostrar una selección de cuadros en una Facultad de Artes, frente a los futuros artistas locales es que se han seleccionado este grupo de 40 óleos, de 33 diferentes artistas nacionales. Viajaremos al Chile de 1830 con los pioneros Mauricio Rugendas y Manuel Ramírez Rosales que traían desde Europa la escuelas clásicas de pintura y desde allí avanzaremos por la historia de nuestro país, y nuestro arte. Seremos testigos en primera persona, del cambio que experimentó la pintura, más allá del tema, el cromatismo o la composición, como movimiento intelectual, de vinculación con lo local, con los asuntos latinoamericanos y hasta el activismo político de Roberto Matta en los años 70. Un siglo y medio de pinceladas que nos invitan a buscar características, a reconocer y entender las luces del pasado y el rol que han tenido las diferentes escuelas de Arte en el devenir plástico nacional.

Finalmente, como expositores y guardadores de este patrimonio, queremos sacar a la luz estas obras, devolverles su razón de ser, traerlas nuevamente al quehacer diario, entre apurados pasos, sonoras risas y profundas reflexiones. Exponer en esta Galería de Arte y sobre todo en el seno de una prestigiosa Universidad, que alberga un Departamento de Artes, es de todo lo que buscamos y nos hace un gran sentido, esperamos que esta muestra sea útil, por sobre su belleza y que sea crítica, por sobre su academicismo.


Colección Montero Lira / Forjadores del Arte Chileno